• SOJA Cámara
  • Rosario $251.000,00 11/04
  • Matba-Rofex
  • Soja ROS May´24 US$ 292,0/t. 11/04
  • MFGR
  • Fca/SL S/C 12/04
  • FOB
  • Aceite Cerc. U$S 888,9 11/04
  • Harina Cerc. U$S 379,9 11/04
  • SAGyP Cerc. U$S 423,0 11/04
  • May'24 v U$S 418,6 11/04
  • TRIGO Cámara
  • Rosario $180.000,00 11/04
  • Matba-Rofex
  • Trigo ROS Jul '24 US$ 217,5/t 11/04
  • MFGR
  • Exp/SM $ 185.000/t 12/04
  • FOB
  • SAGyP Cerc. U$S 241,0 11/04
  • SAGyP Nva Cos. U$S 233,0 11/04
  • May' 24 11.5% U$S 236,5 11/04
  • Jun' 24 11.5% U$S 236,5 11/04
  • MAIZ Cámara
  • Rosario $150.500,00 11/04
  • Matba-Rofex
  • Maíz ROS Abr '24 US$ 176,5/t 11/04
  • MFGR
  • Exp/SM C/Desc $ 145.000/t 12/04
  • FOB
  • SAGyP Cerc. U$S 191,0 11/04
  • SAGyP Nva Cos. U$S 185,0 11/04
  • Abr' 24 S/C 11/04
  • May' 24 U$S 190,5 11/04
  • Jul' 24 S/C 11/04
  • GIRASOL Cámara
  • Rosario S/C 11/04
  • MFGR
  • Fca/Deheza $ 240.000/t 12/04
  • FOB
  • Aceite U$S 865,0 11/04
  • Pellets v U$S 137,5 11/04
  • SAGyP Cerc. U$S 425,0 11/04
domingo 14 de abril de 2024
22°
Rosario

En cifras: el consumo de carne resiste el deterioro de los salarios

A pesar de la pérdida del poder adquisitivo, el consumo de carne per cápita creció entre 2021 y 2023
15 de febrero de 2024

En un contexto donde la economía argentina enfrenta múltiples desafíos, el consumo de carne en el país ofrece un verdadero caso de estudio. A pesar de la pérdida del poder adquisitivo, los argentinos no solo han mantenido sino que han incrementado su ingesta de carnes en el último trienio, según revela un reciente informe elaborado por Rosgan, el mercado ganadero de la Bolsa de Comercio de Rosario. Entre 2021 y 2023, esta variable pasó de 109 a 113 kilos anuales.

La teoría económica sugiere que frente a una disminución del poder de compra, los consumidores tenderían a reducir su consumo de bienes más costosos, optando por alternativas más económicas. Sin embargo, este no ha sido el caso para el consumo de carne en Argentina. A pesar de que el índice general de salarios aumentó un 152,7% en 2023, frente a un incremento del 211,4% en el índice de precios al consumidor, indicando un deterioro en el poder de compra, los argentinos han demostrado una notable resiliencia en su consumo de carne.

La carne vacuna, que registró un aumento de precio del 307% en el último año (superando incluso a otras carnes como el pollo y el cerdo, que aumentaron un 240% y un 254% respectivamente) ha visto un incremento en su consumo. Este fenómeno sugiere una inelasticidad en la demanda de carne vacuna, lo que significa que a pesar de los aumentos de precios, los consumidores no reducen significativamente su consumo.

El análisis profundo de los datos revela que, ajustando por inflación, el gasto real en carne ha disminuido ligeramente en los últimos tres años. Esto sugiere que, a pesar de los incrementos nominales en los precios, la carne en términos reales es más accesible que hace tres años, particularmente la carne vacuna, que se encuentra un 11% más barata en términos reales que en 2021.

Este fenómeno podría atribuirse a una sobreoferta de carne vacuna durante el último año, provocada por una salida acelerada de ganado debido a la sequía, en un contexto de demanda debilitada tanto interna como externamente. Sin embargo, Rosgan advierte que la situación podría cambiar a medida que disminuya la oferta de ganado, lo que pondrá a prueba la verdadera inelasticidad del consumo de carne vacuna frente a futuros aumentos de precios.

FOTOS

VIDEOS

AUDIOS